Menú

Publicidad

LA HORA DE LOS BOSTEZOS

De: Con mis hijos

Esta es una de esas penitencias para reírse y distensionar todo juego, fiesta  o actividad recreativa que se ha puesto un poco seria.


Quien paga la penitencia debe empezar a  bostezar, con los gestos que considere necesarios, y no detenerse hasta que al menos uno de los jugadores o participantes de la fiesta se contagien de tus bostezos  y bostece.  

Puede aprovechar para tomar una siesta mientras el juego o la fiesta avanza, si los bostezos llegan muy lejos y se queda dormido.  

Los demás lo pueden molestar con comentarios graciosos para animarlo a irse a dormir.

Esta penitencia es apta para cualquier juego o fiesta, ya sea niños o de adultos.

Si es posible, el organizador de la fiesta puede buscarse una almohada, colchoneta o disponer de un sofá amplio, para acomodar el dormilón de turno.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...