Menú

Publicidad

4 JUEGOS DE VERSOS, RIMAS O TROVAS PICANTES

Las composiciones de trovas, versos picantes y rebuscados, de doble sentido, son divertidos juegos y retos de lenguaje para nuestras fiestas, sobre todo cuando se trata de reuniones y juegos adultos.  Este tipo de juegos requiere mucha habilidad mental, creatividad, vocabulario, sentido musical en la consecución de las rimas y recursividad al poner en juego, con humor, sus ideas creativas. 

Veamos algunos de estos juegos de versos, rimas o trovas picantes:




1. Retos para el trovador:


Para esta penitencia o reto, el jugador seleccionado o sancionado tiene que demostrar sus capacidades de trovador o declamador. 

Debe inventar una trova o verso usando una palabra picante o de doble sentido que te dirá el de tu derecha o el organizador del juego o fiesta.

Puede tomarse su tiempo, escribir su composición, pedir ayuda a alguien, en fin, pero debe lograr un excelente trabajo, lleno de picardía, creatividad y mucho humor.

Una opción, es que los demás hagan una lista de palabras y el trovador debe usar por lo menos la mitad de ellas  o todas ellas.  Y claro, en la lista habrá una serie de palabras muy difíciles y un tanto vulgares, que el penitente se esforzará en pronunciar, para luego ir a confesarse y buscar una nueva penitencia.

Penitencia o reto muy útil en fiestas para adultos.


2. VARIANTES:

Según el público y los participantes de nuestra actividad recreativa pueden hacerse variantes a esta prueba o penitencia, no es lo mismo el tipo de lenguaje de los niños y de los adultos.

Una variante puede ser que tomen la letra de una canción  y le cambien algunas palabras por las que los asistentes han escrito.  El resultado será un rato de mucho humor y de ingenio.



3. Cadena de rimas:

Un jugador le lanza un reto a otro y le dice una estrofa que será la primera parte de una rima:
Por ejemplo: 
- Su papá se quitó un zapato..

Y el otro le puede contestar:
- Y empezó a oler como pato
- Y se lo puso otra vez al rato...

Se puede hacer una preparación previa del juego, la persona encargada de la organización de la fiesta o del los juegos, escribirá en papeles estrofas ridículas que los jugadores deben responder  o completar.



4. Refranes rebuscados: 

Cada uno de los jugadores  dice la primera parte de un refrán, el jugador elegido  debe completarlo, pero cambiando el  final por una frase chistosa o rebuscada. 
Por ejemplo: “Camarón que se duerme...  será que está trasnochado”. 

Debe hacerlo rápido y responder a cada uno su refrán.

*****
Imagen de cabecera, de: pixabay

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...