Menú

Publicidad

Poemas con el tema del juego. Jugar y soñar


La pasión por el juego, el placer de competir, de apostar, el vértigo del azar, los recuerdos de juegos de infancia, el grupo de los amigos con el que crecimos, todo eso es un cúmulo de sentimientos que ha sido plasmado en muchos poemas y versos.
Veamos algunos ejemplos de poemas donde el juego es el tema central alrededor del cual se teje el arte de las palabras:
JUEGOS TRADICIONALES
Alejandro José Diaz Valero

Ayer tarde casi lloro
por una cuestión muy seria:
porque mi amigo el “yoyo”
Se enredó en su propia cuerda.

Aunque parezca un poco tonto
fue ayer que me percaté,
que nuestro alegre “trompo”,
bailaba en un solo pie.

Y hoy a temprana hora
descubrí sin mucha presteza,
que mi amiga la “perinola”
usa sombrero, sin tener cabeza.

Y que decir del talento
del amigo “gurrufío”
que siempre anda contento
ofreciendo su silbido.

Las “canicas” de colores
al sacarlas de su saco
muestran bellos resplandores
como los ojos de un gato.

Solo la lluvia y los rayos
lo detienen, más no el viento,
del vuelo al “papagayo”
cuando sale al firmamento.

Juegos de aquella era,
que juegos tan divertidos,
al igual que la “rayuela”
y el juego del “escondido”

Juegos de aquella era
que juegos tan divertidos
jugar de nuevo quisiera
con toditos mis amigos.

Publicado en: http://www.poemas-del-alma.com/


LA COMETA
Sylvia Puentes de Oyenard

¡Qué linda va mi cometa
verde, amarilla y punzó!
Pincel del aire su cara
y su cola de algodón.

La brisa galana pone
vaivén a su corazón
y ella le entrega sus sueños
de pájaro zumbador.

Es más alta que las casas,
del árbol parece flor.
¡Cómo se trepa en el cerro!
¡Qué lumbre le pone el sol!

Nadie la iguala en el vuelo.
¡Se atreve como un halcón!
Sus giros y sus piruetas
son de mágico aviador.

Cuando una nube la mira
se cree que es un picaflor.
¡No hay mariposa más bella
que mi cometa punzó!

El aire me la enamora
y se ha puesto muy veloz,
el aire me la enamora,
¡ay, que ya la enamoró!



¡BUEN VIAJE!
Amado Nervo

Con la mitad de un periódico
hice un buque de papel
y en la fuente de mi casa
va navegando muy bien.

Mi hermana con su abanico
sopla que sopla sobre él.
¡Muy buen viaje, muy buen viaje,
buquecito de papel!



LA CANICA
Ricardo Azevedo

La mayor bola del mundo
es fuego; se llama sol,
pero la más conocida
es la de jugar futbol.

Otra bola colorida
que nunca he jugado bien
es de vidrio, la bandida,
canica tenía que ser.



COLUMPIOS
Julio Barrenechea

Columpios con niños al atardecer.
Al cielo lo aleja y acerca el vaivén.
Rama del columpio nerviosa y jovial.
Los niños se cimbran de modo frutal.

Los cordeles tocan el azul final.
Los niños regresan de la inmensidad.
Hay un aire tenso, cerros sin andar,
árboles parados, agua sin variar.

Los niños le prestan su fuerza infantil,
y todo el paisaje se pone a vivir.
Aire, cerros, árboles, agua sin variar,
merced al columpio se dan a bailar.

Todo lo que inmóvil parecía estar,
dentro de mí juega como un malabar.
Y yo sin moverme me dejo mecer
en este columpio del atardecer.


LA TOS DE LA MUÑECA
Germán Berdiales

Como mi linda muñeca
tiene un poquito de tos,
yo, que en seguida me aflijo,
hice llamar al doctor.

Serio y callado a la enferma
largo tiempo examinó,
ya poniéndole el termómetro,
ya mirando su reloj.

La muñeca estaba pálida,
yo temblaba de emoción,
y al fin el médico dijo,
bajando un poco la voz:

—Esta tos sólo se cura
con un caramelo o dos.

Poema publicado en: http://lectoaperitivos.com/poemas-a-juegos-y-juguetes/


CABALLO DE PALO
Óscar de León Palacios

Un caballo de palo
me fabriqué,
con una escoba vieja
que me encontré.

Sobre él todo el día
corro feliz
y no tengo que darle
sal ni maíz.



LOS JUEGOS
Horacio Salas Memoria del tiempo)

Yo recuerdo la infancia
como un enorme patio.
La siesta interminable de Palermo
y tardes somnolientas los domingos.

El sol se acurrucaba en los balcones
y con mis personajes
acaso viajé a Marte muchas veces.

Desembarqué en islas del Pacífico
y en las costas de África y Borneo.
Fui Robinson, pirata y alquimista,
creador de los colores,
inventor de los héroes.

Viví en la Edad de Piedra,
soñé otros continentes,
fui soldado, ladrón y wing derecho,
detective, ministro, presidente.

Me adelantaba a Fangio en las carreras
y supe que Lavalle murió tras una puerta.

Recuerdo la tristeza de las tardes de Lluvia,
la cálida mirada de mi madre,
la tapa de todos mis cuadernos,
mis primeros dibujos de aviones y de pájaros,
de uniformes azules y leyendas.

También estuve enfermo
todo un noviembre largo,
rodeado de banderas, un libro de figuras,
Pif Paf, un diccionario,
recortes y acuarelas.

Fui dueño de las últimas glicinas.
Seguido por mi padre cacé un gran elefante
y atravesé la selva.

Algún día pensé ser Don Quijote
y estuve enamorado a los seis años.

Tuve un vago temor a los relojes
y en un jardín de otoño
aprisioné al fantasma
que habitaba mis sueños.

Hice amigos durables
y aprendí sobre un mapa
que el mar era celeste.

Un día simplemente pretendí ser un hombre
sin saber que en el juego se destrozaba el tiempo.
A veces vuelve el niño
como un misterio extraño
y acaso, tengo miedo.



YO ASÍ NO JUEGO MÁS 
(Anonimo)

Si el juego es una carrera
y solo gana el que llega
yo así no juego más.

Si por ganar no me importa
que tú te quedes sin premio
yo así no juego más.

Si el juego es una pelea
y solo gana quien pega
yo así no juego más.

Si estás jugando conmigo
y por ganar te lastimo
yo así no juego más.

Yo solo quiero jugar
porque me gusta encontrar
la sonrisa que hay en ti.

Yo solo quiero jugar
porque es la mejor forma
de disfrutar del sol.

No me quieran enseñar
cómo se debe jugar
que el juego lo inventé yo.

Publicado en: http://www.amor.com.uy/poemas/yo-asi-no-juego-mas.php


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...