Mostrando entradas con la etiqueta habilidades corporales. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta habilidades corporales. Mostrar todas las entradas

Diseña tus propios juegos de laberintos


Les comparto estos juegos de laberintos, que podemos desarrollar en la casa o la escuela, en espacios abiertos o cerrados. Son útiles para entretener  niños de diversas edades.

Básicamente, un laberinto es un espacio, camino o pasaje, construido para que quien lo transite tenga dificultad para encontrar la salida, pues tiene diferentes cruces o encrucijadas, que pone a dudar a las personas para decidirse por dónde avanzar. La figura de los laberintos la encontramos en narraciones mitológicas, cuentos, novelas, películas y hace parte de la imaginación popular. En este artículo, veremos algunas ideas de laberintos para jugar.

Los laberintos pueden ser de diversos tamaños, ya sea para jugar uno mismo dentro de ellos o diseñarlos en cajas pequeñas, para jugar con canicas, pelotitas, tapas. Incluso, podemos dibujar laberintos en hojas de papel, para que los niños se entretengan en casa.

Juegos de laberintos como instrumento para fortalecer el desarrollo infantil: 

Los juegos de laberintos,a demás de ser muy atractivos, sirven para fortalecer muchas destrezas y habilidades en los niños, entre ellas, la motricidad gruesa, la capacidad de atención, observación, percepción espacial, toma de decisiones, la memoria, la resolución de problemas, fomentar su persistencia, entre muchas otras.
Veamos algunas ideas acerca de diseño de laberintos que podemos desarrollar nosotros mismos:

Juegos, competencias y retos de saltar


Saltar es una de las habilidades motrices que más usamos en nuestros juegos. Algo que parece tan simple, puede llegara tener diferentes grados de dificultad y exigencia física.
Saltamos para atrapar algo que está fuera de nuestro alcance, para superar algún obstáculo, pasar por encima de un peligro, avanzar más allá de donde nos llevaría la distancia normal de nuestros pasos, demostrar o poner a prueba nuestras habilidades corporales, en fin.
Dependiendo de la edad y de nuestras capacidades y habilidades corporales, podemos saltar más alto o más lejos que otras personas. Y precisamente al jugar o competir ese el reto: demostrar que saltamos más que los otros.
Podemos saltar de muchas maneras: con los dos pies muy juntos, dentro de un saco, bolsa o costal, en un solo pie, descalzos o con zapatos, encima de diversas superficies (sobre el agua, de piedra en piedra), pisando puntos determinados, imitando a un animal como una rana o un canguro, saltar mientras realizamos otra actividad que hace más difícil el salto, o llevando algún objeto cargado, tomando objetos como balones o banderines, saltando con objetos como palos o cuerdas.
Son muchas las ideas creativas, divertidas y complicadas que se nos pueden ocurrir para jugar saltando. Por eso, les comparto en esta entrada algunos juegos en los cuales la actividad de saltar es parte central de los juegos, retos y competencias.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...