Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando las entradas etiquetadas como retos para fiestas

Juegos para una fiesta de Halloween: a derrochar creatividad y divertirse en familia

Una de las celebraciones que más podemos disfrutar en familia es, sin duda, una fiesta de disfraces o de Halloween.  Los disfraces nos dan la oportunidad de ser creativos, de soñar, darnos algunas licencias de hacer cosas que en otro momento o espacio no haríamos, disfrutar con bromas, retos y concursos, dejando volar nuestra creatividad.

Posibles juegos que podemos organizar: 
Para nuestra fiesta de halloween, ya sea con niños, jóvenes  o adultos, podemos tomar cualquier juego que nos guste y adaptarlo temáticamente, con diseños alusivos a personajes siniestros, imágenes representativas de esta celebración, como monstruos, brujas, fantasmas, murciélagos, etc. Por ejemplo, carreras entre los "héroes" y los "villanos", que alguine disfrazado de sacerdote persiga a los disfrazados de fantasmas o zombies, por mencionar sólo una idea.
Vamos a ver, entonces, algunas sugerencias de los muchísimos juegos, retos y competencias que podemos organizar en nuestra fiesta de hal…

CONVERTIRSE EN UN BLANCO HUMANO

Quien paga la penitencia se coloca al frente de los demás, a una distancia de unos 5 metros.  Luego, los otros le lanzan una pelota pequeña u otro objeto similar para golpearlo

Todos tienen un solo intento. Cuando todos hayan intentado se termina la prueba. 

CONVERTIRSE EN MASAJISTA

Quien paga la penitencia tiene la posibilidad de demostrar la habilidad de buen masajista que posee... Usando las técnicas más desconocidas y creativas que conozca o se invente. 

JUEGO DE CAMBIO DE NOMBRES

Penitencia o reto para todos los participantes o jugadores.
Este  reto grupal pondrá a prueba la capacidad de atención y de memoria de los jugadores, participantes o invitados a la fiesta o recreación.

¡ RÁPIDO COMELÓN !

En toda fiesta infantil o en juegos para adultos, cuando tenemos mucha comida y bebida a nuestra disposición, qué mejor que aprovechar el apetito voraz y las ganas de divertirse de todos, ideando o imponiendo retos físicos y de resistencia estomacal: beber y comer en abundancia, ya sean golosinas o comidas preparadas.