Menú

Publicidad

ADIVINAR CON EL TACTO



Quien paga la penitencia, debe vendarse los ojos. Así, sin poder ver,  tiene que tocar la cabeza de los demás y tratar de adivinar de quien se trata. 


Puede equivocarse varias veces, lo importante es que antes de cambiar de persona o tocar a otro, tiene que adivinar de quién se trata. 


Para despistarlo, los demás pueden cambiarse  de puesto luego de que te venden los ojos, o intercambiar prendas de vestir, colocarse gorras, hacer ruidos, cambiar la voz e imitar la risa de otro de los jugadores, en fin, dejemos a ver qué se les ocurre.






Con esta penitencia, el elegido demostrará sus habilidades de observación.


Esta pena hará reír a todos por un buen rato.


Implica desarrollar la atención y la memoria, con respecto a cómo son  y el vestuario que lleva cada uno de los compañeros de juego.

Muy recomendada para fiestas de adultos, aunque se puede usar en cualquier fiesta y actividad recreativa.





VARIANTES:

Con los ojos vendados se pueden realizar muchas penitencias, por ejemplo de Memoria olfativa, reconocer a los otros por su voz (así sea impostada o fingida),  reconocer objetos tocándolos, apretar algo entre sus manos, y lo que a la imaginación  y malicia de los otros jugadores se les ocurra.

----------- 

Enlace de la imagen: 
https://tuspeques.files.wordpress.com/2013/02/4101940-ninos-con-los-ojos-vendados-recorte-ruta.jpg

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...