Dinámicas y Juegos para trabajar y estimular el liderazgo en jóvenes y adultos

Hay muchos juegos, dinámicas grupales y actividades formativas, que permiten trabajar y estimular un tema de gran importancia en los niños y jóvenes: el liderazgo.

Hay actividades lúdicas y juegos que requieren o exigen desarrollar y usar las dotes de un líder, o que permiten en los participantes algunas reflexiones acerca de cómo mejorar el liderazgo, las características de un buen líder, entre otros aspectos.

Es muy importante también que los niños desarrollen su capacidad de escucha, entender que en muchos momentos es importante rodearse de las personas correctas y dejarse guiar.

Muchos juegos para que niños, jóvenes y adultos nos pueden servir para que aprendan a liderar a un grupo o equipo. En este artículo compartiremos algunos.


1. Buscar al líder:

Juego para trabajar en equipo. Juego de interior. Debe ser desarrollado en un salón amplio.

Se divide al grupo en equipos de igual número de integrantes preferiblemente, entre 5 y 6. Cada equipo escoge un nombre que se les ocurra, por ejemplo: los pumas, los leones, los vaqueros, los invencibles, y cosas así. En cada equipo se nombra a un líder. Este debe aprenderse los nombres de todos los integrantes, para luego llamarlos a que se reúnan con él. Los demás de distribuyen por el salón y se vendan los ojos. Los líderes se ubican en diferentes lugares del espacio de juego.
A una señal, el juego empieza. Cada líder empieza a llamar a los miembros de su equipo para que lleguen a su lugar, pero el líder no se puede mover de donde está.

Los otros avanzando a tientas, el líder los debe guiar, para que no se choquen o se vayan hacia otro sitio. Aquí veremos la capacidad de orientación y de comunicación entre los miembros del equipo con su líder.
El primer equipo que logre reunirse de nuevo, es el ganador y recibe alguna recompensa.

2. Las órdenes del líder:

Foto de asociacionarboleda.org
Este es un juego popular que requiere mucha atención. Se juega en círculo o corro.
Uno de los jugadores sale por un momento y regresa luego. Los demás jugadores escogen quién será el líder. El juego consiste en que el líder empieza a realizar movimientos con sus manos, puede ser: tocarse la cabeza, rascarse la quijada, peinarse, aplaudir, golpearse las rodillas, darse golpecitos con un dedo en la punta de nariz, en fin, lo que se le ocurra y de inmediato los demás lo siguen, repitiendo ese mismo movimiento.  En todo momento, el grupo de jugadores debe permanecer en silencio. Solo realizando los movimientos que les dicta su líder.

Quien salió, regresa de nuevo y se ubica en el centro del círculo, debe adivinar quién es el jugador que da las indicaciones, observando muy bien a todos. Lógicamente, el líder cambiará de movimiento cuando éste jugador no lo esté mirando directamente.

Cuando adivine quién es el líder, sale otro jugador y empiezan de nuevo el juego.


3. Uno o varios líderes:

Este juego lo podemos organizar para dinámicas de grupos para la capacitación en empresas.
El objetivo consiste demostrar que el grupo funciona mejor cuando tenemos claro quién es el líder y cuáles son las funciones y características que debe tener.
Materiales necesarios: algunos antifaces o vendas para los ojos, mesas, vasos, jarras con agua.

Desarrollo del juego o la dinámica:
Se crean dos grupos de cuatro o cinco personas cada uno.
En un grupo, cuatro personas llevan los ojos tapados y el quinto es el líder. 
En el otro grupo, existen más de un líder (no se tapan los ojos) y los otros se tapa los ojos.
En un extremo, se colocan dos mesas con vasos y jarras de agua. En el otro, una mesa con las jarras vacías.
El líder o los líderes (en función del grupo) deben de guiar a los demás de un extremo a otro para, con el agua del vaso, llenar las jarras vacías.
Al final de crea una discusión para reflexionar acerca de cómo se desempeñaron los equipos y quién tuvo un mejor líder. ¿Qué pasa cuando más de un líder orienta el trabajo del resto?

4. A formar figuras con los cuerpos:


Juego para el trabajo en equipo y para Identificar al  líder (o líderes) del grupo.
Se pedirá a los integrantes del grupo que formen un círculo y se tomen de las manos.
Después, se les dirá que vayan formando distintas figuras, estando unidos de las manos. Por ejemplo: un triángulo, una estrella, una casa, etc.
Si el grupo es grande, se forman grupos más pequeños.
Podemos definir quién será el líder de cada grupo y dejar que ellos, espontáneamente, definan un líder que los oriente.
En cada grupo, se observará que habrá algunas personas que tomarán la iniciativa al darle a los otros instrucciones sencillas para lograr su tarea.

Atención: lo realmente importante de esta dinámica no es el resultado de las figuras, sino cómo fluye la comunicación y cuáles son las personas que toman la iniciativa a la hora de realizar los retos de armar cada figura.
Al final, podemos hacer una sensibilización con los participantes, acerca de cómo se sintieron, quiénes pudieron comunicarse mejor,

5. Nudo de personas:

Dinámica grupal que busca potenciar la capacidad analítica del líder y su capacidad de dar directrices correctas y comprensibles al resto de compañeros.

Espacio: sala amplia o al aire libre.

Desarrollo: El instructor pedirá que uno de los miembros del grupo se sitúe en el centro y sus compañeros lo hagan en círculo alrededor de él.
Las personas que se encuentran en el círculo, deberán dar la mano a la persona que desean. Cuando lo hayan hecho y sin soltarse, deberán darle la mano a otro compañero, pero que NO sea el del lado.
En este momento, la persona que se encuentre en el centro del círculo deberá formar distintos círculos, entre el grupo, enredándolos unos con otros, mientras que sus compañeros se mantienen cogidos de las manos.
Luego, quien sea designado como líder, deberá dar las instrucciones necesarias para desenredar el nudo.
Discusión: en la reflexión, debe abordarse la capacidad analítica del líder y la capacidad para dar directrices a sus compañeros.

6. El opositor: 


Elegimos a un jugador que será el opositor en cada ronda. Cada uno emite un valor o concepto, por ejemplo: "bueno", el otro dice "malo". "Fe" - "incredulidad"; "fortaleza" - "debilidad". Debe responder rápido.

Pueden ser con frases: me gusta la gente de buen humor.. el otro replica: "- No me gustan, me gustan más las personas serias. 

Al final hacemos una reflexión acerca de cómo se sintieron siendo opositores.


7. Lazarillo: 


Todos se vendan los ojos, el líder debe guiarlos para encontrar objetos ubicados dentro de la habitación y llevarlos hasta dónde esté él.

8. El organizador de la fiesta:

Se trata de lo siguiente. Se elige a un líder, que será el organizador de una futura fiesta. Esta persona hará una lista de tareas necesarias para llevarla a cabo y designará cada tarea a los demás participantes, según sus habilidades, por lo que ha observado de sus compañeros.

El líder deberá escribir en unas tarjetas qué cosa hará cada uno,  sin que los demás intervengan u opinen. Luego, lee las tarjetas y entrega a cada uno su tarea.
Los demás se toman un tiempo y luego se reúnen de nuevo, para que cada uno exponga cómo realizará su tarea y a quién le pedirá ayuda. También, dirán si el líder supo designarles correctamente la tarea o si creen que si equivocó y podrían haberse desempeñado mejor en otro cargo.

Variante: Podemos cambiar el tema de la fiesta por otro, por ejemplo: organizar un evento empresarial o académico, una feria artesanal o de emprendedores, en fin. 

9. Rompecabezas entre todos:


Previamente, tomamos una figura grande y la cortamos en unas 10 partes.
Se dividen por equipos. A cada uno le entregan una  o dos partes del rompecabezas. Se sientan en el piso o en sillas, alejados un par de metros de la mesa donde armarán la figura.
Se nombra un líder en cada uno. El grupo debe armar un rompecabezas, pero sólo habla el líder. Este no puede tocar las piezas cortadas, sólo sus ayudantes. Mientras no le diga a alguien que venga y ubique su parte del rompecabezas, ese jugador no se mueve de su lugar y nunca hablará.
Se toma el tiempo que cada equipo gastó para completar su figura,que será distinta de las otras de los otros equipos.

Dentro de cada grupo, el rol de líder va rotando. De manera que todos los miembros tengan la posibilidad de liderar a sus compañeros.

Variante:  Construir algo con cubos de madera o plástico, según indicaciones del líder.

10. Armar frases:


Similar al anterior. Tomamos frases impresas y las cortamos en cada palabra. Puede ser un párrafo, dividido en pequeñas frases. El equipo arma su frase, orientado por el líder.

11. Problemas y soluciones: 


Tomamos un listado de situaciones problemas y las entregamos, por parejas, a los integrantes del grupo. Luego de un tiempo para discusión, se reúnen de nuevo para ver qué soluciones encontraron.

12. Ver situaciones con otro enfoque: 


Este juego podemos desarrollarlo en capacitaciones y seminarios empresariales, clases de colegios y universidades. Hacemos una lista de problemas o temas actuales, en los que normalmente encontraríamos un consenso. Tratemos de no tocar temas de religión  o política, para evitar confrontaciones personales.
La idea es tener una discusión y pedir a los asistentes o participantes que den su opinión sobre cada tema. Cuando todos hayan expresado su opinión, el participante elegido deberá pensar en un nuevo enfoque, que nadie haya mencionado, para ver el problema o situación. Eso le permitirá poderse en el lugar de otros, buscar nuevas soluciones, enriquecer el debate.

13. Negociadores:


Una de las capacidades importantes de un líder es su capacidad para obtener sus metas, a través de la negociación. Con este juego, veremos qué tan buenos negociadores pueden ser los participantes para llevar a su equipo a la victoria.

Desarrollo del juego:
Podemos dividir al grupo por parejas o equipos de hasta 3 integrantes.
A cada equipo le entregamos entre seis y ocho caramelos de goma de diferentes colores.
Pueden ser también monedas de denominaciones diferentes, fichos de parqués (parchís), palitos, etc.
Los colores pueden incluir rojo, naranja, amarillo, verde, azul, púrpura, blanco y negro. 

Quien dirige el juego, le indica a cada equipo que intente obtener todos los objetos del mismo color. 
Quien lo logre primero, gana. OJO, para estimular el intercambio, habrá dos equipos ganadores.

El juego requiere que las personas piensen en formas creativas de obtener lo que necesitan, hagan alianzas y piensen cómo conseguir la meta a través de la negociación.

14. Lanzamiento de pelotas de papel de espaldas:


Juego o dinámica para trabajar la comunicación: dar instrucciones claras, concisas y concretas. 
Para practicar, el orientador o facilitador del juego pide un voluntario. 
Coloca una caja de cartón en la parte posterior de la sala y le pide al voluntario que se pare de espaldas a la caja. El voluntario puede verla. 
El facilitador le entreba una bolsa con bastantes bolas o pelotas suaves de papel arrugado. 
El resto del grupo se turna para guiar al elegido a que lance correctamente las bolas hacia la caja. Pero hablando uno a la vez. 
La persona que da la pista correcta que permite al voluntario introducir la pelota dentro de la caja gana un punto. Al final sumamos los puntos de los guías y damos un premio o un reconocimiento al mejor.
Podemos hacer la ronda un par de veces hasta que veamos que se tiene interés en la dinámica.

15. Formar figuras con una cuerda:


Juego para trabajar aspectos como la comunicación oral y gestual. Para desarrollarlo, necesitamos una cuerda o una cinta gruesa, larga, que alcance para formar una rueda y que todos la puedan tomar o agarrar estando dentro del círculo.

Los jugadores de forman en un corro o círculo. Formamos una rueda y la cerramos con un nudo y todos la agarran en alguna parte o sección, con ambas manos, de pie.
Se nombra a un participante para que sea el líder. Este jugador da instrucciones al grupo para formar con la cuerda la cuerda una forma particular. Por ejemplo, un círculo, un cuadrado, una pirámide.
El grupo intenta coordinar sus movimientos y luego colocar la cuerda en el suelo con la forma que se le indica.

Órdenes gestuales:
Una variante es que el jugador les de órdenes con gestos, sin hablar o emitir ruido alguno ocn su boca. Por ejemplo, decirles gesticulando, que formen la figura de un avión, un animal  como un perro, una vaca, un gato.

Al final,  el instructor puede preguntar a los participantes sobre su experiencia al tratar de comunicarse para hacer las formas.

Este ejercicio se puede utilizar para ilustrar la importancia de la comunicación en el liderazgo. A veces, como líderes, no sabemos la importancia de comunicar nuestras metas y objetivos a nuestros compañeros de trabajo. Como tal, tenemos personas que dan resultados imprecisos o vagos. Pero no puedes culparlos. Las malas instrucciones conducen a malos resultados.

********
Palabras claves: trabajo en equipo, dinámicas  de grupos, liderazgo, juegos grupales, juegos para adultos, juegos para empresas, juegos para capacitaciones, entrenamiento.

Complementa este artículo, leyendo:

Colección de 50 Juegos, retos y competencias por equipos



***********
Encuentra mucha más diversión: 

Te comparto más ideas de juegos, retos, competencias y penitencias, para niños, jóvenes y adultos, en:

Este blog es editado por: Jhon Jairo Gil Barrientos

Ideáctica: Comunicación, educación y juegos para el desarrollo humano

https://www.facebook.com/ideactica 


********




Comentarios

Entradas populares de este blog

Colección de 50 Juegos, retos y competencias por equipos. Primera parte.

30 Juegos para una fiesta de adultos

21. Colección de 250 retos, pruebas y penitencias para la organización de juegos y fiestas- 201 al 210